martes, 20 de abril de 2010

Graves daños causó el temporal de viento, lluvia y granizo en Córdoba 20

El feroz meteoro tuvo su mayor impacto en la región de Alicia. La fuerte pedrea y las potentes ráfagas de viento ocasionaron la voladura de techos y caída de postes del alumbrado público. La zona carece de electricidad. La tormenta de viento, lluvia y granizo que se abatió esta mañana sobre el sector centro-este de la provincia de Córdoba ha provocado graves daños.

El feroz meteoro tuvo su mayor impacto en la región de Alicia. La fuerte pedrea y las potentes ráfagas de viento ocasionaron la voladura de techos y caída de postes del alumbrado público. La zona carece de electricidad.

“Duró alrededor de 20 minutos o media hora. Las casas tienen 30 centímetros de piedra en sus puertas. Aparentemente pasó como un tornado entre Alicia y Las Varillas. Hay postes de cemento tumbados”, señaló Liliana, una vecina de la azotada localidad cordobesa.

El intendente de Alicia, Eduardo Alfredo Bergoglio, contó a Cadena 3: "Fue algo bastante complicado. Infrecuente en esta zona. Hubo viento, lluvia y granizo. Se cayeron 40 postes de energía entre Las Varillas y nuestra localidada. Fue mucho granizo, pero chico. No sé qué daño le causó a la cosecha".

Otra de las localidades afectadas es Arroyo Algodón, ubicada a 175 kilómetros de la ciudad de Córdoba, donde el temporal provocó graves perjuicios.

El secretario de Gobierno de esa comuna, Cristian Ghiano, en diálogo con Cadena 3 señaló que el meteoro “causó muchos daños”.

“La pedrada ha sido muy grande. Hay 10 centímetros de alto de piedra. Pareciera que hubiera nevado. Aparte hubo vientos muy fuertes que causaron muchos daños. En el campo ha destruido cosechas. No sé cuánto abarcó el área, pero acá en el pueblo ha hecho muchos destrozos”, reconoció Ghiano.

Por otra parte, un camionero que circulaba por la ruta 9 en cercanías a la ciudad de Bell Ville, ya alertaba desde tempranas horas de la mañana del arrasador fenómeno.

“Hay mucho viento. Se abalanzó una nube oscura y de golpe un granizo. Me sorprendió por la cantidad. Me ha roto los espejos laterales. Acá lo que optamos la mayoría fue empezar a frenar para que pegue más despacio la piedra. Era tanta que no tenías visibilidad. Sinceramente no se podía seguir manejando”, señaló el transportista.

Informe de Fernando Rasso.

Fuente: http://www.cadena3.com/