viernes, 22 de octubre de 2010

Tornado en Pozo del Tigre Formosa 21 octubre 2010

Trágico temporal en Pozo del Tigre dejó 6 muertos y más de un centenar de heridos

POZO DEL TIGRE- (Especial)-Un saldo trágico inicial de seis personas fallecidas, más de un centenar de heridos y contusos, además de cuantiosas pérdidas materiales, fue el resultado lamentable del tornado –acompañado de lluvia y granizo- que azotó ayer por la tarde a la localidad de Pozo del Tigre, zona donde el gobierno dispuso de manera urgente un enorme despliegue operativo para brindar una asistencia integral a las familias damnificadas.
La tranquila comunidad, distante a 260 kilómetros al oeste de esta ciudad capital, se vio sorprendida por el fenómeno natural de una violencia nunca vista que se desató alrededor de las 18, aunque con un antecedente cercano, dado que un 8 de noviembre de 2008 fuertes ráfagas de viento también provocaron severos daños, pero lejos de lo ahora ocurrido.
A poco más de una hora de producido el temporal, el gobierno constituyó en el lugar el Comando de Emergencia presidido por el ministro de Gobierno, Jorge Abel González, de acuerdo a las ordenes dadas por el gobernador Gildo Insfrán mientras se encontraba inaugurando obras en Palo Santo. Incluso ya de regreso a la ciudad, el primer mandatario desde su despacho de Casa de Gobierno, dispuso que todos los estamentos del estado acudan en auxilio de los pozotigrenses, además de mantener contacto permanente con sus colaboradores y los lugareños a fin de tener el cuadro de situación en tiempo real.
El jefe comunal del lugar, Raymundo Castillo, confirmaba lo peor: “Tenemos compueblanos que fallecieron y mucha gente herida, entre fracturada, y con contusiones múltiples”, aunque admitía que la cifra podría aumentar, algo que luego era corroborado por el doctor Jorge González, al elevar “a cuatro las personas que lamentablemente fallecieron”.
“Un niño, un anciano, un joven de 19 años y una mujer de 23 fueron las víctimas fatales de este fenómeno natural de inusitada violencia”, se ìnformò, al tiempo de reconocerse que “gracias a Dios se pudo ayudar en forma inmediata por la solidaridad de los vecinos y de toda la gente del estado provincial que llegó rápidamente”.
Sin embargo, cerca de la medianoche, el ministro de Desarrollo Humano, Anìbal Gòmez, informò a La Mañana que el número de muertos ascendìa a seis y que se atendieron un total de 110 heridos en el hospital de Pozo del Tigre, de los cuales 32 fueron derivados al hospital distrital de Lomitas. De esos 32 heridos 10 se encuentran en grave estado, por lo que 4 de ellos ya fueron trasladados hasta la capital, mientras que otros seis estaban siendo compensandos para seguir el mismo camino.
Gómez destacò que son 10 las ambulancias trabajando en la zona recorriendo las distintas comunidades aledañas y 7 unidades de alta complejidad son las que se encargan del traslado de los heridos hasta la capital provincial.
“La situación es bastante crítica. El fenómeno nos castigó muchísimo, llegó en forma de un tornado muy impresionante, derribando árboles, volteando postes y arrastrando todo a su paso. Fue impresionante. Aún no podemos dimensionar su violencia ni los daños que ha causado en Pozo del Tigre”, expuso crudamente el intendente Castillo.
“El temporal arrasó con todo. Si uno camina por las calles de mi pueblo, pensará que aquí hubo una guerra prácticamente. Tenemos árboles, postes de luz y teléfonos caídos y todo tipo de elementos sueltos por las calles como chapas, que el viento arrastró”, graficó, al tiempo de caer presa de la emoción al afirmar que “es todo muy triste y lamentable lo que sucedió en nuestro pueblo. Nos provoca dolor”, para aludir a que “dos de las personas fallecidas son una mujer, ama de casa, aplastada al derrumbarse sobre su humanidad parte de mamposterías y techos de su vivienda, y la segunda víctima fatal es un joven estudiante, que pereció en idéntica situación. No son de la misma familia pero vivían en el mismo barrio”.

Auxilio inmediato

Con premura a conocerse lo ocurrido, el gobierno a través del Comando de Emergencia activó un plan de contingencia, disponiendo la asistencia sanitaria inmediata, movilizándose una veintena de médicos, enfermeros, doce ambulancias y activando el alerta en los hospitales de la zona, sobre todo el de Las Lomitas e Ibarreta, que disponen de mayor complejidad para atender a los heridos.
Los ministros de Gobierno, Justicia y Trabajo, Jorge Abel González, de la Comunidad, Alberto Zorrilla, de Desarrollo Humano, Aníbal Gómez, se constituyeron en la localidad, y junto a las autoridades del municipio destacaron el Comando de Emergencias en el lugar, activando un importante sistema operativo ya diseñado para este tipo de emergencias, y de esa manera acudir y dar respuesta de manera urgente a las mayores necesidades de las familias afectadas.
Cargamentos con medicamentos, víveres, chapas, colchones, plásticos cobertores, frazadas, entre otros elementos e insumos se remitieron, sumándose técnicos de diferentes áreas, desde la sanitaria, social, educativa y de seguridad ejecutando un monitoreo permanente de todo el cuadro de situación, inclusive con un despliegue en parajes cercanos donde residen aborígenes y es de difícil acceso por el estado de los caminos de tierra, sin embargo con vehículos especiales se llegaba con la ayuda.
En tanto que operarios de REFSA fueron afectados al lugar para reponer los postes y cables caídos, incluso se remitió un generador de energía eléctrica de gran potencia para restablecer el servicio, dado que el mismo se mantenía solamente en sectores esenciales como el hospital lugareño.
El ministro de Gobierno que encabeza el Comando de Emergencia, estuvo recorriendo la comunidad, monitoreando la entrega de ayuda y trasmitieron tranquilidad a las familias, asegurándoles que en la coyuntura recibirán toda la asistencia necesaria y que luego también se les ayudará para que puedan reconstruir sus hogares. Observaron asimismo los severos deterioros que sufrieron estructuras tanto precarias como las más nuevas, siendo las voladuras de chapas y derrumbes de paredes los más frecuentes daños apreciados.
Asimismo, dispuso reforzar la presencia policial en los sectores de casas con mayores daños, cuyos propietarios debieron abandonarlas dejando algunos de sus bienes, por lo que se establecieron resguardarlos con custodia de efectivos de la fuerza.
Se pudo observar también a funcionarios y técnicos de varios estamentos del estado, quienes formaron parte de las acciones de coordinación multisectorial para atender la emergencia. Por supuesto, efectivos policiales de la Unidad Regional 4 y personal del estado preparado para este tipo de contingencias, fueron desplegados y “permanecerán hasta tanto sea necesario”, sostuvo el ministro González.

Aclaración

El Comando de Emergencia hace saber a la población que las personas damnificadas por el trágico temporal que se abatió ayer sobre la localidad de Pozo del Tigre están siendo asistidas y contenidas en todas sus necesidades a través del programa de contingencia que el gobierno provincial activó ni bien tomó conocimiento del desastre climatológico, razón por la cual ninguna persona o institución está autorizada a solicitar donativos o elementos para los mismos.

“Esto nunca lo vimos; en mi caso, cubrí a mi hijo cuando se nos caía el techo, mi esposa gritaba y eso ocurría en todas las casas, incluso en las viviendas recientemente entregadas, que también resultaron afectadas”, relató evidentemente afectado un pozotigrense en diálogo telefònico con La Mañana; no obstante, explicó que “todos estamos colaborando en esta tragedia, estamos entrando con tractores y camionetas a los lugares donde necesitan ayuda para evacuar a los lastimados y ayudar a nuestros compoblanos de las comunidades aborígenes”.

Fuente: http://www.lamanana-online.com.ar/







Imagen de Satellite del momento del tornado en Pozo del Tigre....